• Registreer
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.
U bevindt zich: Home Gert Esp


Over Gert (spaans)

Gert van Reenen: un artista lleno de colorido

Su estilo abstracto-lírico es extremadamente directo. A veces, las combinaciones de colores claros y cálidos reciben tanta calma, que produce obras casi monocromas con contrapuntos luminosos.

Como resultado, cierta austeridad, manteniendo el vigor mediante brochazos dinámicos y coloridos en composiciones monumentales.

Los grandes movimientos aumentan la tensión por medio de la dirección, elementos lineales y refinamiento. Su uso del material y la textura sigue siendo firme y expresivo. Disfruta con la creación de lienzos de grandes dimensiones.

La poderosa paleta de Gert es clara y fresca, y refleja los sonidos y colores de sus viajes a Grecia, México, la Isla de Bonaire, la Provenza francesa y Marbella. En consecuencia, su obra irradia energía y alegría de vivir, aporta calor e inspiración a quien la mira. Su contagiosa

«joie de vivre» le salpicará desde sus pinturas.

Gert van Reenen: monumental, dinámico y sensual

El alba en Bonaire Una belleza española bailando flamenco Quizás un tulipán?

Quién sabe... Lo cierto es que la obra de estilo abstracto-lírico de Gert van Reenen (1935) aviva la imaginación, impresiona. Su uso del color, la pintura y sus composiciones monumentales resultan únicos y expresivos. Colores cálidos, extensas superficies, detallismo y siempre el mismo resultado: sorpresa, vitalidad y vivacidad.

Sus trabajos son grandes, sólidos, vigorosos y coloridos. A la hora de describir al artista, podemos emplear las mismas palabras. Ya dejó su marca en el pasado, como jugador internacional de rugby y propietario de varios restaurantes.

En los últimos años, se ha convertido en un prestigioso artista, apasionado y prolífico.

Después de hacer un curso sobre pintura hace unos 20 años, Van Reenen quedó fascinado.

«Por aquel entonces, consistía en dibujar una cafetera al carboncillo, pero supuso un principio. Empecé a ir a clase y, tras unos 5 años, me hice amigo del artista Peter Schenk, pintor al que admiro profundamente. Dos de sus pinturas se mostraban en mi restaurante favorito y me llegaron a lo más hondo desde el primer instante en que las vi. Con él he aprendido muchísimo. Me aconsejó que pintara desnudos, lo cual hice, pinté cientos de ellos, con toda mi fuerza. Con mucho color, mucha pintura, cada vez más».

Gert van Reenen es el arquetipo del pintor que, sin educación académica sino que puramente por instinto, se ha convertido en uno de las figuras del abstraccionismo lírico más famoso de los Países Bajos. La fuerza de su obra radica en su osadía e ímpetu. «No me asusta el color, no me asusta el material y, sobre todo, no me asusta el resultado».

Gert trabaja a diario en su amplio estudio de la ciudad holandesa de Amersfoort, en donde se pueden ver sus pinturas.

Asimismo, ha realizado algunas exposiciones. El museo Flehite en su localidad de residencia, Amersfoort, le ha dedicado un monográfico.

La obra monumental, dinámica y sensual de Gert van Reenen contiene un entusiasmo que se contagia. Nadie quedará libre del efecto de su alegría de vivir.

Obtiene inspiración en sus viajes a Grecia, México, la Isla de Bonaire, la Provenza francesa y Marbella.

Van Reenen: «Cuando vuelvo de Bonaire o España, se puede apreciar en mi obra. De Bonaire tomo los naranjas, azules y los grises; de España los ocres, amarillos y los rojos vivos».

Gert concluye: «Yo presento el lienzo, la composición, la pintura y mi energía. Es cosa del público decidir qué hacer con todo eso. Me estimula pintar, porque amo la pintura, amo el material y amo la osadía en el lienzo».

Algo típico de Gert, un artista que disfruta de la vida en toda su gloria realista.



Deborah Berkeljon